Aseguran que la pequeña chocó contra el DVD acoplado al reposacabezas del asiento por un «fallo del coche y no de la silla».