El accidente ha tenido lugar en el kilómetro 125 de la A-44 y, según testigos presenciales, ha sido provocado por los adelantamientos temerarios de uno de los vehículos